El castaño: La mejor madera para la carpintería

La madera de castaño es una de las más preciadas y valoradas por los carpinteros de todo el mundo,gracias a que es duradera y que posee un gran valor estético.

Por todo esto y mucho mas, el castaño es de las mejores inversiones forestales para rentabilizar de una manera ecológica en su inversión.

Apostar por el castaño es un acierto y una forma perfecta de demostrar la conciencia medioambiental, ayudando a la creación de plantaciones y bosques tan necesarios en la actualidad.

Características únicas de la madera de castaño en carpintería

La madera de castaño se ha usado en exterior durante siglos, manteniéndose en buenas condiciones durante al menos 400 años, prueba de ello son los hórreos Asturianos que se conservan intactos hasta la fecha.

Se reconoce como una manera óptima para los trabajos de carpintería exterior y, lo mejor, es que puede emplearse sin ningún tipo de barniz o cobertura protectora, ya que sus propias características la protegen.

¿Sabes porque la madera de castaño es tan resistente?

Esta madera no necesita ningún tratamiento protector adicional ya que su alto contenido en taninos la convierte en impenetrable por muchos agentes agresivos.

Está protegida frente a ataques de insectos, termitas y demás: Teniendo una de las durabilidades más altas en cuanto a maderas macizas naturales.

Por otra parte es prácticamente inmune a los hongos y la podredumbre, Sus características especiales evitan que los diferentes organismos que normalmente acaban con maderas más blandas logren destruirla.

La madera de castaño mantiene sus propiedades estables

La cualidad más importante de la madera de castaño (además de su durabilidad) es su estabilidad en el tiempo. Esto significa que conserva sus propiedades frente al paso del tiempo.

Esta propiedad de la madera de castaño se presenta durante cambios bruscos de temperatura y humedad, manteniéndose estable en cuanto a contracciones.

Sucede así porque la madera de castaño no absorbe el exceso de agua, aun con cambios de temperatura notables, mantiene siempre un volumen similar. La madera de castaño no sufre grandes cambios así que es perfecta para fabricar elementos estructurales de construcción.

Esta estabilidad la convierte en un material de construcción de gran valor, tanto de viviendas como de mobiliario, logrando productos de una calidad excepcional.

Productos realizados con madera de castaño

Una vez conocemos las ventajas de la madera de castaño veamos los productos que pueden construirse con ella.

Desde resistentes y duraderas vigas, pasando por muebles y elementos tan útiles como barriles y vallas, casi cualquier elemento de carpintería ganara calidad si está elaborado con esta noble madera de gran calidad.

La madera de castaño es muy trabajable, permitiendo toda clase de mecanización sin gastos extra en máquinas costosas. Esta gran variedad de productos convierte a la madera de castaño en una inversión forestal inteligente y con futuro.

La producción y plantación del castaño

En la actualidad el castaño (Castanea sativa) es muy abundante en galicia, León, Ponferrada y Salamanca.

Aunque ya no tanto, la castaña fue un producto alimentario muy importante, sobre todo en la montaña aportando las calorías necesarias para una vida difícil.

Este portentoso árbol puede alcanzar 30 metros de alto, aunque el momento óptimo para aprovechar su madera es cuando el tronco alcanza los 50 cm de diámetro.

El castaño es sensible a la sequía excesiva, resultando inviable en algunos lugares, aunque con un clima más suave prolifera perfectamente.

Por otra parte, las plantaciones de castaños no deben realizarse sobre suelos calizos ya que no obtendremos el crecimiento óptimo para rentabilizar su cultivo y explotación.

Vulnerable a algunas plagas como el cancro y la tinta, este magnífico árbol va perdiendo poco a poco terreno en nuestra geografía

Garantía de inversión ecológica

La plantación de castaños constituye a día de hoy una excelente inversión ecológica.

Además de la creación de bosques y la mejora de la biodiversidad local, estos árboles son doblemente interesantes al poder aprovechar tanto su fruto como posteriormente la madera.

Tanto las castañas como la madera del castaño resultan productos de gran calidad, ofreciendo retornos de la inversión bastante interesantes, sumado a una la gran labor medioambiental.

Por todo esto recomendamos la inversión en el castaño, el aprovechamiento de su fruto y madera concede grandes beneficios no solo económicos sino también medioambientales tan necesarios hoy en dia.

Leave a Reply

Your email address will not be published.